Douglas Gordon

    Atributos

    • Hombre

    Acerca del artista

    1966: Nació en Glasgow, Escocia, Reino Unido
    1996: Vive y trabaja en Berlín, Alemania.
    1996: Ganó el premio Turner

    Diez años después de su estancia en Berlín como invitado del DAAD, Douglas Gordon regresó en el año 2008 a Berlín para asentarse a orillas del Spree después de tantos años vagabundeando entre Nueva York, Glasgow y Tel Aviv. 
    Gordon es considerado uno de los vídeo artistas contemporáneos más influyentes. El artista dice que le gusta trabajar en esta ciudad. Aprecia sobre todo el clima creativo y sosegado y el entorno “sano”.


    Cuando regresó a Berlín en junio del 2008 – puntual para la Eurocopa de Fútbol –Gordon presentó por primera vez en Alemania su instalación de video “Zidane, un retrato del siglo 21“. En su centro de atencion está el ex futbolista de élite mundial, el francés Zinédine Zidane: diecisiete cámaras de alta velocidad estaban enfocadas durante un partido de fútbol desde diferentes planos únicamente hacia él. Zidane, así opina el vídeo artista, es pues una “estrella” porque “brilla”. “Necesitamos estrellas en el siglo 21 para poder reflejarnos en ellas” , dice Gordon que realizó esta obra junto al productor de películas Philippe Parreno.


    Nacido en 1966 en Glasgow Gordon estudió en la Glasgow School of Art y luego en la Slade Scholl of Art en Londres y se hizo famoso de golpe a nivel internacional en 1993 con su videoinstalación “24 Hour Psycho”. En esta obra la célebre película de Alfred HitchcockPsicosis“ es extendida en su duración a 24 horas que da a la película y a las posibilidades de percepción unas dimensiones totalmente nuevas. 


    Este método, el juego de ralentizar el tiempo se convirtió en el distintivo del artista escocés. Le siguieron más iconos del celuloide desvirtuados, como el del film clásico “Centauros del desierto” de John Ford cuya adaptación tiene una duración de presentación extendida a aproximadamente cinco años.


    Gordon rodó en 1999 “Feature Film”, su primera película propia, la que acompañó con la banda sonora del film de Hitchcock “Vértigo”.

    Con su método logró gran éxito en el mercado del Arte y también recibió alabanzas por críticos y miembros de jurados. “La brillantez estética y la fuerza emocional de sus videotrabajos no son menos que aquellos que le han servido de modelo – sobre todo las películas de Alfred Hitchcock” , así dice la decisión del jurado que otorgó a Gordon en 2008 el altamente dotado premio Roswitha Haftmann. En 1996 Gordon ya había recibido el renombrado Premio Turner de la Tate Gallery de Londres, en 1997 además el Premio 2000 en la Bienal de Venecia y en 1998 el Premio Hugo Boss del museo Guggenheim de Nueva York.


    Sus obras se pueden ver en muchos de los museos importantes del mundo. En 2006 el Museo de Arte Moderno de Nueva York presentó una gran exposición individual de Gordon.