Johannes Itten

    Atributos

    • Hombre

    Acerca del artista

    1888: Nació en Südern-Linden, Suiza
    1967: Murió en Zúrich

    Pintor suizo. Estuvo estrechamente vinculado a la escuela alemana conocida como Bauhaus, de la que fue uno de sus miembros fundadores.

    Comenzó sus estudios en 1904, e ingresó en un seminario sobre profesorado en Berna. Finalizados éstos, ejerció como profesor. Acorde con su gusto heterogéneo, se matriculó en cursos de matemáticas y ciencias naturales, los cuales ejercieron gran influencia cuando posteriormente fuese el encargado de dirigir el "Vorkus" o curso preparatorio de los estudios en la Bauhaus.

    En 1913 se trasladó a Stuttgart, donde recibió clases de dibujo y pintura en la Academia de Arte de la ciudad, en la que siguió los cursos impartidos por Adolf Hoezel. El mismo año que se trasladó a Viena, en 1916, entró en contacto con los artistas aglutinados alrededor de la publicación llamada Der Sturm (La Tormenta) con los que expuso sus primeras obras. Hasta su instalación en Weimar para atender la petición de Walter Gropius de que formase parte del cuerpo docente de la Bauhaus (1919), abrió una escuela de arte en la capital austríaca en la que conjugó las enseñanzas plásticas con una pseudofilosofía influida por lo oriental.

    Su estancia en la Bauhaus fue corta, entre octubre de 1919 y marzo de 1923, pero de tremenda importancia para la historia y posterior desarrollo de la escuela, por ser el responsable de la elaboración de su curso preparatorio, un semestre que orientaba a los alumnos antes de que éstos decidiesen en que taller querían ingresar. El plan pedagógico elaborado por Itten recibió la influencia de los planteamientos del arquitecto Otto Barning, y ha servido de modelo desde entonces hasta la actualidad.

    Este curso, conocido como Vorkus, introducía al alumno en la experimentación con los materiales más diversos y entonces ajenos a las prácticas plásticas: acero, cuerda, material textil, fotografías, madera o cristal. Por otra parte, Itten fue uno de los responsables de que, en materia de abstracción, la Bauhaus se decantase por una tendencia geometrizante en la interpretación de la misma. Aparte de ser el encargado de este curso inicial, Itten dirigió diversos talleres hasta 1923, los de metal, pintura mural y pintura en vidrio, en algunos de los cuales colaboró con Georg Muche.

    Un aspecto muy importante en el perfil del creador suizo es su interés por el misticismo y las teorías orientales. Cuando se trasladó a la Bauhaus en 1919, algunos de sus alumnos le siguieron como discípulos. Su grupo se caracterizaba por llevar el pelo rapado para acentuar la geometricidad de la cabeza, vestían túnicas hasta los pies y se alimentaba sólo de gachas. Al año siguiente de su llegada a la escuela alemana, Itten y sus discípulos adoptaron la doctrina oriental mazdaznan, doctrina que se encargaron de practicar y extender en la escuela y que fue la responsable del abandono de ésta por Itten.

    En marzo de 1923, junto a un reducido grupo de alumnos, se recluyó en un centro mazmadan en Suiza, y permaneció allí hasta que fundó su propio centro mazdeista en Berlín en 1926. La Escuela Moderna de Arte, más conocida como Escuela Itten, en la que dio clases de pintura hasta 1934, fue cerrada con la subida al gobierno alemán del partido nacionalsocialista. Por su experiencia en el sector textil, fruto de su paso por la Bauhaus, fue nombrado director de la Escuela Textil en Krefeld.

    Tras un período de inactividad durante la Segunda Guerra Mundial, Itten dirigió desde 1952 hasta 1953 el Museo y Escuela de Artes y Oficios de Zúrich. También se encargó de la organización y dirección del Museo Rietberg de Arte de la misma ciudad (1950-1956). Hasta su fallecimiento en Zúrich en 1967, Itten se dedicó a escribir sus teorías sobre arte y pedagogía.

    La obra de Itten se caracteriza por su riqueza cromática y por su gusto por la abstracción, aunque aborde temas de carácter figurativo como paisajes o figuras. Sus obras, de colorido brillante y fuerte contraste, son fruto de sus investigaciones sobre los distintos valores psicológicos que él asociaba a cada color. En obras como Ascensión y Pausa (1919, Museo de Arte de Zúrich) consigue confundir un conjunto formal geométrico con un colorido vibrante que acrecienta la sensación de dinamismo que emana la obra. En otras, como Cuadro de niños (1921-1922, Museo de Arte de Zúrich), Itten procede a geometrizar las figuras para presentar un retablo en el que se hace una visión vanguardista de un tema recurrente en la historia del arte.

    Itten estudió detenidamente las obras de los viejos maestros alemanes y flamencos, y elaboró numerosos estudios geométricos sobre la composición de los mismos que luego tradujo en versiones simplificadas en las que buscaba la sensación de ritmo que estas obras generaban en el espectador. Un ejemplo de ello es su estudio de la Adoración del Maestro Franke, obra del gótico alemán que, como en sus famosos estudios de Cardos, el creador suizo resolvió de forma sencilla y profundamente dinámica.

    Source: Biografias y vidas

     

     

     

    Otros artistas que podrían interesarte