Exposiciones actuales

    Acerca del artista

    1931: Nacido en National City, California

    John Baldessari es uno de los creadores más influyentes del siglo XX y su huella ha quedado sobre la obra de varias generaciones de artistas. Fascinado por los diferentes mecanismos de la comunicación humana, sus juegos de textos con imágenes constituyen el primer ejemplo del Arte conceptual, mientras que las series fotográficas figuran entre las obras pioneras del Arte de la apropiación.

    El artista californiano no aborda el lenguaje escrito como un elemento visual. Los textos que inserta en el lienzo están ahí para ser leídos, por lo que cualquier nota sobre la pintura sustituye a la pintura misma. También es primordial en sus creaciones la noción de temporalidad, que él concreta mediante la utilización de múltiples fotogramas a modo de secuencia.

    Harto de disquisiciones sobre lo que es Arte y lo que no lo es, Baldessari contrató a diseñadores publicitarios a los que pidió que pintaran sobre fotografías de una mano que señalaba hacia cualquier cosa. "Intento ser un no-artista", explicaba entonces para justificar una serie que trataba de poner en cuestión el concepto de autoría a la vez que aludía a una crítica en la que se afirmaba que el arte conceptual consiste en señalar.

    Como antítesis al Arte Pop, Baldessari adoptó una actitud antiheroica a base de documentar acciones ingeniosas en lugar de monumentalizar sus temas. En 1966 decidió fotografiar un barrio obrero para obtener imágenes más mundanas que espectaculares. A menudo las hacía desde el interior del coche, mientras conducía, sin mirar por el visor de la cámara. Después ampliaba esas fotos y las transfería a las telas para pintar encima textos igualmente prosaicos que identificaran cada lugar. Esas piezas, que combinan fotos y textos, marcaron un punto de inflexión en su trayectoria creativa.

    Badessari evolucionó después hacia la eliminación de esas imágenes para dejar sólo textos sobre las telas, como ocurre en ‘Clement Greenberg’ (1968), obra que postula al Arte como una actividad que tiene más que ver con el impacto estético que con las ideas. Curiosamente, en ‘Everything is Purged...’ (1968), defiende todo lo contrario.

    Pero, seguramente sea su proyecto más significativo el que destruyó en 1970 la mayor parte de su producción de los años anteriores. Lo tituló ‘Cremation Project’ y quiso simbolizar con él su renacimiento artístico frente a las dudas que tenía respecto al Arte dominante en aquella época. Baldessari guardó las cenizas de las piezas quemadas en una urna con forma de libro que ahora se suele exhibir en sus exposiciones.

    Otros artistas que podrían interesarte