Mario Giacoya

    Atributos

    • Hombre
    • Pintor

    Galerías

    Latina
    Los Caracoles
    Mariño
    Arte y Joyas Martines Hotel Radisson (Montevideo)
    El Tranvía (San Pablo - Brasil)
    Multiarte (Paraguay)
    Atelier propio

    Contacto

    Acerca del artista

    Cuando voy a pintar al campo lo recorro palmo a palmo y me doy cuenta que hay tres aspectos fundamentales que aprender:
    1. El amor al lugar.
    2. El cuidado de la flora y la fauna; la forma de producir respetando la tierra y protegiéndola para futuras generaciones.
    3. El amor a su gente y a su familia
    4. Sin estas referencias no podría haber contado estas historias de las estancias que vinieron después. Aprendí a respetar más a las personas que trabajan, cuidan y conviven con la naturaleza. Aprendí que desde el yuyo más insignificante, hasta el animal más grande, son mucho más que eso, son la esencia de la vida misma.
    5. El hombre trabajando en comunión con Dios.
    6. Hoy voy en la quinta estancia y todas poseen estas características que son la que coinciden con las anteriores y yo me he convertido en el medio para contar las historias

    Nota de Jorge Abbondanza
    Puede discreparse con los que encasillas a Mario Giacoya en los terrenos del arte naif: su pintura tiene una energía expresiva y un dominio del trazo que parecen impropios de esa clasificación. Lo que interesa en todo caso en los paisajes de Giacoya es una suerte de encanto juvenil, el enfrentamiento de un ojo de un deslumbrado con la explosión de una naturaleza que lo cautiva. Su manera de aproximarse a praderas de jubilosas ondulaciones y estallidos cromáticos, al perfil de caseríos o al tratamiento de dilatados cielos, delata antes que nada el gozo de un observador sensitivo y entusiasta. Pero rebela además el artistas de apreciable dinamismo de lenguaje, cuya propuesta cabe demorarse en el tratamiento de amplias superficies donde extrae ritmos palpitantes a la tierra, los muros o el cielo para que operen como fuente generadora de vitalidad que parece iluminar sus obras.
    No solo ella emana de la prodigalidad con que vuelca el color y lo hace estallar en torno a los sistemas, sino que también proviene el brío con que Giacoya mueve su mano a través de la tela para transmitirle su impulso.
    Jorge Abbondanza
    Crítico de Arte Uruguayo

    Cuando voy a pintar al campo lo recorro palmo a palmo y me doy cuenta que hay tres aspectos fundamentales que aprender:
    7. El amor al lugar.
    8. El cuidado de la flora y la fauna; la forma de producir respetando la tierra y protegiéndola para futuras generaciones.
    9. El amor a su gente y a su familia
    10. Sin estas referencias no podría haber contado estas historias de las estancias que vinieron después. Aprendí a respetar más a las personas que trabajan, cuidan y conviven con la naturaleza. Aprendí que desde el yuyo más insignificante, hasta el animal más grande, son mucho más que eso, son la esencia de la vida misma.
    11. El hombre trabajando en comunión con Dios.
    12. Hoy voy en la quinta estancia y todas poseen estas características que son la que coinciden con las anteriores y yo me he convertido en el medio para contar las historias

    Otros artistas que podrían interesarte