Rayco Márquez

    Atributos

    • Hombre
    • Hyperrealista

    Acerca del artista

    Rayco Márquez, pinta con tanta profesionalidad como desapasionamiento prosaicas escenas urbanas. En contra de lo previsible, no utiliza la pintura para inyectar temperatura a la imagen o para expresar sensaciones subjetivas, sino, antes al contrario, para hacer más evidente su vocación casi forense. El artista se identifica con el detective, una persona cuya biografía o perspectiva resulta irrelevante para un caso que no le tiene a él como protagonista, a pesar de que, sin él, o mejor, sin su trabajo, jamás cobraría carta de naturaleza. Recoge impresiones que nos pasan desapercibidas precisamente por tenerlas delante de las narices y las articula en una escena que, precisamente en virtud de su artificiosidad, convierte en elocuente lo más cotidiano. Rayco Márquez combina digitalmente elementos provenientes de varias fotografías para montar una escena aparentemente banal, tan verosímil como falsa, que luego pinta con frialdad forense para poner en evidencia que se trata de la reconstrucción de unos acontecimientos que nos resultan inelocuentes por habituales, cuando es precisamente en los hábitos donde están grabadas nuestras convicciones sociales más arraigadas y significativas. Alterar sutilmente este imaginario permitiría concebir o poner en valor, hacer inconcebibles o depreciar, determinados comportamientos. La construcción imaginaria de la sociedad oculta sus planes tras un velo de normalidad que sólo puede traspasarse poniendo en evidencia ese carácter artificioso de lo natural. En Vivir en la impostura, Rayco Márquez se acerca a los espacios públicos de recreo y encuentro para delinear en ellos la cartografía del miedo que se oculta en los últimos refugios de lo social con el fin de favorecer la identificación automática entre lo seguro y lo privado.