• 06 NOV a 05 ENE
    Exposición en Solitario
    RAFAEL CANOGAR

    Categoría

    • Exposición en Solitario

    Fechas y horarios

    06 NOV 2012 a 05 ENE 2013

    Lugar del evento

    Galería Álvaro Alcázar

    CASTELLÓ 41
    Madrid
    España

    Ver web

    Artistas

    Información

    Hablar de mi obra actual implica necesariamente hablar de mi obra informalista, de mis inicios como artista de vanguardia. Años fantásticos, con una

    dimensión de invención y trasgresión como pocos periodos en la historia del arte. Se inventaron técnicas y se incorporaron nuevos materiales; nuevos

    formatos y nuevas composiciones de profunda poética. Una nueva concepción que nos llevó a dimensiones de libertad nunca antes conocidas en el mundo

    de la plástica. Libertad que produjo un cierto desgaste. Yo mismo, en el año ´62 dejé escrito, en un catálogo internacional, “… ahora nos toca empezar a

    construir de nuevo sobre esas ruinas, con un nuevo concepto de nuestro límite”. Desde entonces hemos vivido una gran aventura, llena de sorpresas, de

    encuentros y desencuentro, de vivencias y de análisis. Un mundo rico de imágenes, a veces de pureza y otras, no menos intensas, de buscadas impurezas.

    Ahora es el momento de rescatar el espacio de la pintura, recuperar su dimensión poética y metafórica, su capacidad de ilusionarnos, de

    enamorarnos, de vibrar de nuevo con ese espacio de la pintura, de la buena pintura. Volver, quizás, unos pasos atrás para dar un salto adelante. Retomar el

    hilo del discurso de la pintura pura, nada más que de la pintura y su capacidad de comunicación, ¡nada más! ¡Y nada menos!

    En el catálogo de mí anterior exposición, con Álvaro Alcázar, se publicó un texto mio donde hacia una defensa y un canto a la pintura, con el título

    “Reinventar la pintura”. Han pasado tres años, tiempo que me han servido para profundizar el lenguaje, para reafirmarme en el camino emprendido. Una

    obra marcada por su propia historia, pero actualizando su radicalidad. También me ha permitido tener la perspectiva para darme cuenta de un hecho

    fundamental: mi fidelidad –como he declarado muchas veces- a unos principios estéticos que han sido una constante en mi obra: la pintura. No podía ser de

    otra forma, pertenezco a una generación que aportó - renunciando a la representación figurativa -una proyección pasional sobre la materia, de contenido

    metafórico.

    En mí pintura actual sigue estando la huella del pintor que deja sus trazos sobre la tela, remarcando su individualidad como objeto único e

    irrepetible; al mismo tiempo que marca los tiempos y las distancias. Una obra que quiere dar respuesta a las nuevas problemáticas de la creación artística,

    inmersa en un laberinto de difícil salida.

    En los últimos años he trabajado con lo que podríamos definir como “fragmentaciones” y la ruptura del concepto virtual del espacio, de la ventana,

    que es persé fragmento. Una decisión de renunciar al resto Ahora tengo que hablar de la recuperación de la pintura, del espacio pictórico bidimensional - que

    no el espacio virtual – que plantea otra relación, la infinitud, la naturaleza como proceso. Morfogénesis, la naturaleza como un todo sublime. Una pintura que

    ni idealiza la naturaleza ni la reproduce como mero fragmento, sino que se concibe como proceso.

    La pintura es la protagonista, como entonces, pero a mí entender con mayores renuncias, y una intensa búsqueda de síntesis y austeridad,

    eliminando todo elemento superfluo y gratuito. Con renuncias como el gesto, la mancha, la pasión; pero también con recuperaciones como el color, casi

    ausente en los años cincuenta. Es la búsqueda de la esencia, de lo trascendental. Me gustaría decir que mis cuadros actuales no son otra cosa que

    pinturas, a donde hemos llegado para ver el arte emancipado de muchas servidumbres, a la pintura como entidad en sí misma.

    Una pintura desnuda, sin concesiones ni guiños, una pintura radical y esencial. Pero ya Zola dijo que “una obra de arte es un rincón de la creación

    vista a través de un temperamento”.

    Rafael Canogar.

    Noviembre 2012

    Opinión de los visitantes

    ¿Has estado en este evento? ¡Comparte tu opinión!

    Para más información acerca de nuestra política sobre los comentarios de los usuarios en nuestra página, por favor lea nuestra política de publicación.