EL mes pasado la Galería CRG de Nueva York presentó una exposición que recupera una parte olvidada de la historia libanesa.

Exposiciones que vale la pena recordar: The Lebanese Rocket Society
New York City - MAY 08, 2013
A primera vista, el título de la exposición de CRG GallerThe Lebanese Rocket Society - A Tribute To Dreamers parece un vuelo (intergaláctico) de fantasía. Sin embargo, este proyecto de múltiples facetas de Khalil Joreige y Joana Hadjithomas resulta ser más que una mera fantasía.


Exposiciones que vale la pena recordar: The Lebanese Rocket Society
El trabajo revive la extraordinaria historia de un proyecto olvidado de desarrollo de un cohete espacial en los años 60 en Beirut, en el cual estudiantes de la Universidad Haigazian, dirigidos por su carismático profesor Manoug Manougian, diseñaron y lanzaron cohete con aspiraciones de carrera espacial. El proyecto recibió la aclamación popular en su día, pero al parecer se había perdido en la historia, hasta ahora.

En la entrada de la galería, nos encontramos fotocopias de cartas antiguas y caras entrecerrando los ojos de fotografías en negro y blanco granulado, la iconografía convencional del artista que trabaja con archivo. Este historicismo cambia cuando nos movemos por el espacio, siendo reemplazado por el brillo que caracteriza a las piezas contemporáneas. Golden Record muestra a los artistas reconstruyendo los sonidos del Líbano en 1960 en un LP (imitando la presencia de tales grabaciones en viajes la NASA). Sin embargo, el trabajo no existe como un objeto, sino como una proyección: agrandado y girando en el suelo. La naturaleza analógica del sonido se enfrenta a la naturaleza digital de su apariencia. Elegante y dorado, materialidad aparente del trabajo se ve socavado por su virtualidad inestable como pura superficie.
Exposiciones que vale la pena recordar: The Lebanese Rocket Society
En una charla durante la inauguración de la exposición los artistas bromeaban que ciertas partes de la comunidad artística del Líbano hacían díficil que proyectos como el suyo fuesen creibles. Esta referencia al artificio del artículo del grupo Atlas de Walid Raad provoco risas, pero la línea entre el hecho y la ficción es fundamental aquí. Joreige y Hadjithomas no han simplemente presentado información excavada original, sino que han trabajado para reproducirla en un simulacro. En Restaged, los artistas construyeron una semejanza blanca de uno de los cohetes de Cedar, y lo transportaron por las calles de Beirut. Las fotografías que documentaron esta performance son ambiguas: en cada imagen el fondo está enfocado pero el cohete esta borroso - como manchas de pintura blanca a través de pinturas fotorrealistas. Los artistas dicen que esto produjo de forma natural como parte de la avalancha de los acontecimientos del día, pero la pulcritud de las imágenes parece una decisión estética deliberada. La actuación pretendía recrear el curso original de los cohetes de la Universidad, pero la recreación de la "realidad" se percibe problematicamente por las imágenes que ocultan el cohete en sí. Si en parte lo que  Hadjithomas y Joreige están cuestionando es la perniciosa reducción de narrativas históricas globales  -que genera la perdida de proyectos como este- no es este un aspecto de su regeneración problemática? Ellos dicen exponer una verdad histórica en el presente, y sin embargo sistemáticamente desestabilizan su representación.

The President's Album 
también parece presentado de manera ambigua. Haciendo referencia a un álbum de fotografías que fue regalado al presidente Libanes en el apogeo de la Sociedad, se nos comunica que el libro original se encuentra (¿convenientemente?) en una colección privada. Los artistas han reproducido el álbum en largas tiras de papel, donde también se imprime una imagen a escala del cohete de la simulación. En vez de mostrarlo entero, los artistas crearon varias copias y las doblaron cada una para mostrar solo una fracción del todo. En la pared, dos clavos sostienen un los gigantescos abanicos de papel. Uno tiene el impulso de arrancarlos de la pared, desplegarlos y verlo en su totalidad. Este aspecto de la exhibición es a la vez análogo con el proyecto original de los artistas - que desenreda un hilo de la historia - y se siente al mismo tiempo su antítesis. El plegado crea un bonito efecto visual, pero también es una forma de encubrimiento. Así como se pasa el disco de oro en el espacio, y  fotografías Restaged están digitalmente distorsionados hasta el punto de negar la identificación del cohete, también aquí lo visual sigue siendo parcial e insatisfactorio. ¿Es ésta una afirmación sobre nuestra incapacidad de ver o leer el pasado de manera coherente? Con qué fin es esta ambivalencia de Nuestra visión perseguida?

Como estas preguntas confirman, a pesar de las reivindicaciones de Joreige y Hadjithomas, la obra complica tanto como  revela, y construye de nuevo tanto como toma en el pasado. Su decisión de sembrar la ambigüedad en silencio y desdibujar la línea entre los hechos y la ficción, lo visible y lo invisible, dificulta el papel que el arte contemporáneo puede jugar en la reflexión sobre la historia. El poder de la exposición es mayor en lugares donde se utiliza su espíritu de archivo original como catalizador para el trabajo fresco en el presente. En estos momentos es emocionante, inquietante y algo hermoso. Si se trata de un "homenaje a los soñadores" apropiado, sin embargo, es una pregunta cuya respuesta puede estar verdaderamente perdida en el tiempo.

ArtDiscover
Rachel Dedman

Otras noticias que te pueden interesar

Opinión de los visitantes

Comparte tu opinión con nosotros.

Para más información acerca de nuestra política sobre los comentarios de los usuarios en nuestra página, por favor lea nuestra política de publicación.