El centro de arte contemporáneo WIELS acoge desde el pasado 7 de junio la exposición colectiva “Film as Sculpture” compuesta por jóvenes creadores internacionales.

Film as Sculpture: Las distancias entre la escultura y lo audiovisual
Bruselas - JUL 03, 2013

Como si en una galería de esculturas nos encontrásemos, el espectador pasea por entre una serie de cámaras cinematográficas, fragmentos de película de proyección o pantallas de video, donde lo más importante parece ser la recreación en los aspectos estéticos físicos, en los volúmenes, del material cinematográfico expuesto, por encima de lo filmado.

Film as Sculpture: Las distancias entre la escultura y lo audiovisual
Vista de la instalación de Film as Sculpture (07.06-18.08.2013) con Zbynek Baladrán & Jirí Kovanda: The Nervous System (2011) en WIELS, Bruselas. Foto: Filip Vanzieleghem.

Colores, transparencias, texturas y ambientes que intentan salvar las distancias entre las posibilidades del vídeo y el cine y su reproductibilidad como medio de disfrute, y el rictus clásico y estático de la escultura. La forma varía de un artista a otro, pero en el fondo los une la intención de presentar el vídeo como un aspecto más escultural y no meramente temporal o de producción, destacando de los objetos sus valores más estéticamente volumétricos y dando un nuevo significado al arte cinematográfico sin olvidar su sentido original. Este es el nexo común que comparten los artistas de esta exposición colectiva.

Film as Sculpture: Las distancias entre la escultura y lo audiovisual
Vista de la instalación de Film as Sculpture (07.06-18.08.2013) con Ulla von Brandenburg: Segel (2012) en WIELS, Bruselas. Foto: Filip Vanzieleghem.

En las enormes salas de WIELS, antigua destilería de cerveza belga, en una sala diáfana y amplísima nos recibe la obra O2, un ventilador vuelto a la pared que parece proyectar una ráfaga circular de algo brillante. Más de cerca podemos percibir que se trata de un fragmento de una cinta de vídeo digital unida en sus extremos, que con la fuerza del aire se mantiene suspendida contra la pared y gira en el sentido de las aspas del ventilador. Esta obra del artista lituano Zilvinas Kempinas expone muy claramente el carácter escultural distintivo que marca el ritmo de la exhibición, abriéndonos paso a una serie de obras, como las de Rosa Barba, donde el sentido espacial está muy presente en estas “obras filmadas”. La artista italiana nos presenta colgado del techo un proyector encendido y mantenido en suspensión por la película de grabación extendida, y que a su vez proyecta en la pared una luz blanca. La obra Stating the Real Sublime ejemplifica el claro sentido estético y escultórico que la artista considera existente en los aspectos más técnicos del cine o el vídeo, así como en su obra Boundaries of Consumption, donde el color y el movimiento generados a partir de un proyector son los protagonistas.

Film as Sculpture: Las distancias entre la escultura y lo audiovisual
Vista de la instalación de Film as Sculpture (07.06 – 18.08.2013) en WIELS, Bruselas. Foto: Filip Vanzieleghem.

Pero sin duda una de las obras más esculturales y fílmicas a partes iguales de la exposición es la del artista checo Zbynek Baladrán, The nervous system, realizada en colaboración con el artista también checo Jiri Kovanda, donde se presenta una especie de bosque de hilos transparentes que sostienen grandes fragmentos de película filmada e invitan al espectador a pasear entre ellos libremente, recreando una película a través del texto recogido en las grabaciones y de la propia experiencia del espectador.

Karthik Pandian con su obra Carrousel nos traslada a un espacio más atmosférico cerrado por una gran cortina roja en una sala oscura, donde tres proyectores de diapositivas elevados sobre plataformas exhiben a distintos ritmos una serie de fotogramas de distintas películas o de su creación, permitiendo así al espectador reflexionar sobre la ilusión de sensación de movimiento generada por la velocidad a la que se nos exponen los fotogramas en una película, y detenerse en los detalles y el valor escultórico de cada instante filmado.

 

Film as Sculpture: Las distancias entre la escultura y lo audiovisual
Vista de la instalación de Film as Sculpture (07.06-18.08.2013) con Rachel Harrison: AA (2010) en WIELS, Bruselas. Foto: Filip Vanzieleghem.

La artista Rachel Harrison propone una composición basada en la proyección de un vídeo, donde podemos ver una grabación “casera” de un redil con un pequeño cordero, sobre un bloque forrado con una camiseta amarilla. Su obra, caracterizada por incluir junto al vídeo pequeños elementos extraídos de la vida cotidiana y expuestos a modo de esculturas junto a éste, en esta ocasión añade un carrito también amarillo para transportar un soporte fílmico móvil (proyector, reproductor de dvd, altavoces, cables...) y una serie de rulos, tijeras, pinzas y demás objetos propios de una peluquería. Un nuevo planteamiento de lo que podríamos llamar ready-made donde la artista busca nexos entre las texturas o colores de los elementos expuestos y la selección de objetos seleccionados de distintos contextos.

WIELS recoge la obra de estos y otros jóvenes artistas en Film as Sculpture hasta el próximo 18 de agosto y ofrece durante este tiempo una serie de ciclos de conferencias a cargo de especialistas y de los mismos artistas, así como actividades relacionadas con la exposición.


ArtDiscover
Estefanía Sánchez Pérez

Otras noticias que te pueden interesar

Opinión de los visitantes

Comparte tu opinión con nosotros.

Para más información acerca de nuestra política sobre los comentarios de los usuarios en nuestra página, por favor lea nuestra política de publicación.