Massimo Bartolini rinde homenaje al compositor Glenn Gould en el Museo Marco de Vigo

HUM. Sonoridad a través del espacio
Vigo - MAY 07, 2013

Dentro del arte contemporáneo pueden surgir muchas controversias a la hora de considerar una exposición como arte o no. Visitando la nueva exposición HUM que nos presenta el Museo Marco de Vigo te puede surgir una duda, ¿es realmente arte lo que estoy observando? Esta nueva exposición no se enmarca dentro de las que podríamos denominar aptas para todo tipo de público. No es una muestra que sólo con visitarla, el espectador obtenga una recompensa mental y visual satisfactoria. HUM no se enmarca dentro de este tipo de arte.

Para comprender con todo detalle lo que nos quiere mostrar Massimo Bartolini con estas instalaciones, necesitamos haber hecho un estudio previo. En HUM nos sumergimos dentro del universo de Glenn Gould, autor desconocido para muchos, que fue una figura enigmática y revolucionaria dentro del panorama musical y destacó por su forma de adaptar las variaciones Goldberg de Bach, siendo pionero en la introducción de formas digitales dentro de los intérpretes de la música clásica. Lo bueno de este tipo de exposiciones es que consiguen que el espectador conozca artistas que sin ellas, a lo mejor, nunca hubiera sabido de su existencia.

HUM. Sonoridad a través del espacio
Glenn Gloud

Iniciamos nuestro breve recorrido (breve por que la exposición consta sólo de dos espacios artísticos) adentrándonos en la primera instalación, una sala completamente vacía donde solamente llama la atención la decoración de las paredes, cada una pintada con un color diferente, y colocado sobre el suelo, un pequeño objeto pegado a una pared. Al acercarnos a éste, vemos un pequeño tocadiscos acompañado de dos bafles, a través de los cuales suenan los tarareos (hummings, de ahí el nombre de la exposición) que Glenn Gould realizaba mientras tocaba las variaciones Goldberg de Bach.

Comenta Jean-Yves Bosseur en su libro Musique et Arts Plastiques que: “En las instalaciones el sonido contribuye a delimitar activamente un lugar, reabsorbiendo la oposición dualista entre tiempo y espacio. Una de las principales propiedades del sonido en la de esculpir el espacio”.

HUM. Sonoridad a través del espacio
HUM

Bartolini logra esculpir este espacio en el cual el espectador se sumerge a través de los sonidos y los colores, trasmitiendo también el concepto de sinestesia. Pretende que asociemos cada humming con un color, consiguiendo recrear la noción y la sensación de sinestesia a la mínima expresión.

Siguiendo nuestro recorrido por la siguiente instalación, lo primero que descubrimos es un micrófono rozando una pared de la que surge el sonido de un poema cantado en idioma inuit que llega al espectador con el apoyo de un altavoz, unas sillas vacías y un mapa que indica el Norte.

 

 

HUM. Sonoridad a través del espacio
HUM, The Idea of North

Al observar esta instalación te viene a la mente la famosa obra de John Cage4’33” en la que el prestigioso músico se atrevió ya en los años 50 a mostrar una partitura de música en blanco en el Maverick Concert Hall, donde apareció la figura del concertista David Tudor, se sentó delante del piano, cerró la tapa de éste y activó un cronómetro....se hizo el silencio. Transcurridos 4’33 minutos, Tudor abre el piano, detiene su cronómetro y se pone en pie. La pieza ha terminado. En el manifiesto El futuro de la música: Credo escrito por John Cage encontramos la respuesta a esta pieza musical: “dondequiera que estemos lo que escuchamos es, en su mayor parte, ruido. Cuando lo ignoramos, nos perturba. Cuando lo escuchamos, lo encontramos fascinante. (…) Queremos capturar y controlar esos sonidos, para usarlos no como efectos de sonidos, sino como instrumentos musicales."

En esta instalación no encontramos simple y llanamente silencio pero si nos transmite una idea de vacío. En este espacio se nos está hablando de la Idea del Norte de Glenn Gould que se centraba en el concepto filosófico del vacío, la ausencia, la soledad, el silencio... Al encontrarnos un micrófono sin disponer de un interlocutor que recite el poema e instalar un aforo vacío en el que dicho poema resuena con un deje de eco gutural, Bartolini intenta transmitir y reforzar esa idea de aislamiento, vacío y soledad de la que hablaba Gould en su programa radiofónico The Idea of North.

Massimo Bartolini. HUM.  Museo Marco de Vigo. Hasta el 19 de mayo. 


ArtDiscover

Amanda Alcalde

Otras noticias que te pueden interesar

Opinión de los visitantes

Comparte tu opinión con nosotros.

Para más información acerca de nuestra política sobre los comentarios de los usuarios en nuestra página, por favor lea nuestra política de publicación.