El fotógrafo belga Pascal Mannerts viaja a través del mundo en busca de la esencia, el carácter y la idiosincrasia propia del ser humano a través de la captación del instante preciso (y precioso) de la vida cotidiana.

Las fotografías de Pascal Mannerts
Bruselas - DEC 24, 2013

Después de quince años viajando por países como Bolivia, India, Camboya, Mauritania o Palestina, Mannaerts recoge en sus imágenes la belleza de historias particulares encuadradas en contextos geográficos y sociales totalmente singulares. Sus retratos -unas veces- y paisajes -otras muchas- esconden las grandezas, miserias y humores propios del ser humano con detalles puntuales o en manifestaciones espléndidas y masivas.

En sus fotografías cada arruga, gesto o mirada invitan a la reflexión al espectador, nos abren nuevos horizontes geográficos y nos acercan a paisajes que en su belleza resultan casi oníricos.

Las fotografías de Pascal Mannerts

En un proceso de inmersión total en la cultura de cada región o país, el fotógrafo recoge con su cámara los vivos colores de la tradición, de las festividades o del corpus simbólico y ritualista de las costumbres cotidianas. Extractos de vidas regidas en su mayoría por tradiciones religiosas que se ven envueltas en olas de vivos pigmentos que colorean la realidad cotidiana transformándola en puro espectáculo. Transformando las tristezas e infortunios en escenas casi teatrales y exaltando el carácter interior vitalista más humano.

Las fotografías de Pascal Mannerts

Rostros que hablan de identidades sociales mucho más profundas que las banderas o las fronteras geográficas. Personas enmarcadas en su contexto geográfico y que con sus miradas o gestos relatan la historia de cada país o cada región y generan la idiosincrasia propia de cada rincón retratado.

En muchas ocasiones encontramos en sus fotografías la paradoja de la realidad mostrada con pequeños detalles: un cartel, un grafiti o una bolsa de papel... Detalles que nos hablan de los efectos de la globalización en sociedades como la india o china y nos induce a reflexionar sobre la posible necesidad de gestos más elementales para hallar la felicidad como demuestra con sus imágenes.

Las fotografías de Pascal Mannerts

En sus paisajes, cuadros casi infinitos cargados de exotismo y exhuberancia, se recogen lugares perdidos, irreales prácticamente, donde lo mostrado entre el cielo y la tierra se presenta como si de escenas de ficción se tratase donde el tiempo parece haberse detenido por miles de años. Escenarios de acontecimientos históricos pasados y recientes que con un detalle rememoran largos años de sufrimiento, de conflictos ideológicos o simplemente las consecuencias de guerras ya superadas.

Las fotografías de Pascal Mannerts

Las fotografías de Pascal Mannaerts, espontáneas unas veces y mucho más estudiadas otras, nos sumergen en la profundidad e infinitud del ser humano, en sus costumbres y gestos más comunes y sencillos, como él mismo afirma. El fotógrafo omnisciente que se metamorfosea con el entorno consigue aproximar al espectador a los pequeños tesoros del día a día, a su riqueza simbólica y a los detalles más significativos y propios que hacen a las personas ser camboyanas o alemanas, más allá de límites geográficos.

La exposición titulada Ciels et Terres podrá verse hasta el mes de Enero en la Alliance Française de Bruselas, donde se recogen una selección de algunos de sus paisajes más interesantes. Actualmente se encuentra preparando otra cuya inauguración está prevista para Marzo de 2014, en las Halles de Saint-Géry, también en Bruselas.

ArtDiscover

Estefanía Sánchez

Otras noticias que te pueden interesar

Opinión de los visitantes

Comparte tu opinión con nosotros.

Para más información acerca de nuestra política sobre los comentarios de los usuarios en nuestra página, por favor lea nuestra política de publicación.